lunes, 23 de junio de 2008

Cómo se controlan los sueños

COMO CONTROLAR LOS SUEÑOS.
Se protagonista de tu propia fantasia.


Todos soñamos cada noche, tal vez hasta tres o cuatro veces, pero es muy poco o nada lo que recordamos al despertar. Existen personas que no sólo recuerdan, sino que sueñan lo que desean. En este post te propongo algunos ejercicios para recordar controlar los propios sueños.



ASI SE CONTROLAN

Los sueños pueden y deben ser “invadidos” por parte de nuestra mente consciente para hacerlos útiles y agradables. Se denominan “sueños lúcidos”.Es necesario recordar siempre que todos estos ejercicios no son de rápido resultado. Se ha de tener perseverancia. No hay duda de que incubar nuestros sueños es un proceso que lleva tiempo. Estos pueden ser magníficos colaboradores, pero tal como sucede con los colaboradores humanos, debemos respetarlos, ser constantes y perseverar en nuestro empeño.

¤ Lo primero, tal como ya se mencionó, es recordar los sueños. Soñamos varias veces todas las noches, así que no valen las excusas. No nos dejemos arrullar por nuestra pereza, que nos dice:”Yo no sueño nunca”.

¤ Prepara un cuaderno para apuntar tus sueños. Déjalo al lado de la cama junto con un bolígrafo o el medio que prefieras para escribir. Si posees una grabadora a cassettes, o un mp3 y duermes sólo, puedes dejarlo listo para grabar y registrar el sueño lo antes posible. No olvides que el recuerdo de los sueños se va diluyendo durante la jornada, y si no se registran lo antes posible no solo se olvidan parcialmente, sino que el recuerdo se ve “polucionado” por otros recuerdos o imágenes que no proceden de lo que se ha soñado. El cuaderno será tu “guía” y convendrá que lo consultes con frecuencia.

¤ Antes de dormir trata de no pensar en los problemas que te preocupan. Bastante tiempo hay ya durante el día para ocuparte de ellos.

¤ Adopta una postura cómoda. Relájate. Ordena a tu cuerpo que se relaje progresivamente, comenzando por la frente, la cara, la nuca, la mandíbula, el cuello, los brazos, los antebrazos, las manos, y sigue recorriendo tu cuerpo hasta la punta de tus pies. Repite este ejercicio de relajación todas las veces que sea necesario, hasta que todo tu cuerpo, bien relajado, parezca que pesa muchísimo sobre la cama. Una vez logrado esto, dísete a ti mismo «Estoy relajado y preparado para soñar». Imagínate a ti mismo soñando y trata de formar las imágenes correspondientes a algún sueño que tu deseas tener, bien porque te resulta agradable o porque sea la solución a un problema especial.

¤ Si quieres saber como enamorar a la persona de tus sueños, piensa que el sueño le va a dar la forma precisa de llegar hasta ella. Si necesitas inspiración para un artículo, imagínate siendo visitado por las musas que te susurran al oído todo lo que necesitas. Si estás enfermo, piensa que en tu sueño vas a encontrar la respuesta y el tratamiento que puede ayudarte.

¤ Duérmete con esos pensamiento, y trata, en todo momento, de visualizar con los ojos de la mente en imágenes lo que tu quieres soñar. Mírate a ti mismo actuando o encontrando a la persona deseada, o solucionando el problema que te preocupa.

¤ Si durante el sueño te despiertas, tal vez entre las 2 y las 5 de la mañana, esto puede ser un excelente catalizador par tener sueños lúcidos entre el intervalo de dormirse y volver a despertar a la mañana. Si tal cosa suceda, piensa «Voy a tener un sueño lúcido». Concéntrate en esto hasta que el sueño vuelva a invadirte.

¤ Si despiertas durante un sueño no te muevas, si es posible no abras los ojos: sigue pensando en el sueño y cómo deseas que continúa. Imagina todo lo vividamente que te sea posible el resto del sueño tal como te gustaría que fuera, y piensa intensamente: «Así quiero que continúe mi sueño».

¤ Pregúntate todas las veces que te sea posible: «¿Estoy despierto o dormido?» Inmediatamente busca pruebas de que estás despierto. Luego dísete a ti mismo: «Pero esta noche voy a estar dormido y voy a recordar mis sueños y a influir en ellos».

¤ Cuando tengas varios sueños anotados en tu cuaderno, repásalos. Medita sobre ellos y piensa: «¿Cómo querría yo que terminara este sueño? ¿Esta bien así como lo soñé?» Si la respuesta es negativa, imagina un mejor rumbo para tu sueño.

¤ Trata de incubar sueños de vuelo. Piensa intensamente: «Esta noche tendré un sueño de vuelo». Imagina un lugar al que quieras ir. Puede ser un lugar conocido o desconocido, irreal. Trata de pensar, con toda la exactitud que puedas, lo que vas a encontrarte en el vuelo. Si no conoces los detalles, imagínatelos.

LA IDEA GENIAL SALTA EN UN SUEÑO.

LOS científicos y los artistas, a pesar de tener una forma de pensamiento muy diferente, concuerdan en un aspecto: grandes ideas han surgido de sus sueños.

Dmitri Mendeleyev, el científico ruso, soñó en 1869 con que los elementos químicos se ordenaban, bailoteando, hasta colocarse de una forma determinada. No tardó en darse cuenta de que seguían un orden creciente de acuerdo a sus pesos atómicos. Este ordenamiento es nada menos que lo que hoy conocemos como la tabla periódica de los elementos.


La fórmula del benceno.

Kekulé, notable químico de la segunda mitad del siglo pasado, se hallaba un atardecer de invierno sentado frente al fuego, absorto en el problema que planteaba la fórmula del benceno. Insensiblemente se fue deslizando en un estado hipnagógico en el que «vió» en vívidas imágenes unos monos que danzaban cogidos del rabo. Cuando despertó se dio cuenta de que había conseguido visualizar perfectamente la forma en que los átomos de carbono se agrupan en el benceno. La lista de las invenciones realizadas en sueños o gracias a ellos, sería interrninable. Recordemos brevemente: el espacio-tiempo por Einstein, la estructura del átomo por Niels Bohr y su desintegración por Rutherford, los inventos de Edison, la insulina por Banting... Charlotte Bronte, la popular escritora inglesa (cumbres borrascosas), solía relatar que sus sueños le daban siempre la salida perfecta para las situaciones que creaba en sus obras. Coleridge, el gran poeta, soñó una noche que escuchaba un hermosísimo poema sobre Kublai Khan. Cuando despertó pensó que lo recordaba de cabo a rabo. Pero fue interrumpido por una visita inesperada. Cuando ésta se retiró, Coleridge sólo recordaba unos pocos versos de la magnífica poesía, sin embargo, fue completada posteriormente por el poeta en horas de vigilia.



Tartini: trino del diablo

Giuseppe Tartini, el gran violinista y magnífico compositor, soñó una noche que se encontraba con el Demonio y que hacía con él un pacto. A raíz de esto, el Diablo tocaba para él una bellísima melodía en su violín. Lamentablemente, al despertar, Tartini recordaba muy poco de la melodía, pero se dió prisa para tratar de reproducir lo que había escuchado, cosa que él siempre admitió que no había logrado ni por asomo. La impresión general del sueño y los fragmentos que recordó le llevaron a componer su bello Trino del diablo. Los sueños susurran al oído de quien sabe escuchar sus mensajes de belleza, de aventura, de fascinación, Pero la idea prevaleciente en Occidente ha sido siempre que los sueños, inasibles, eran tan difíciles de controlar como el deseo de aprisionar en nuestro puño cerrado el agua de una fuente, el mercurio escurridizo o el amor de un corazón inquieto.

El hemisferio derecho

Tal vez la mente consciente, con su actividad centrada en el cerebro izquierdo, vaya incorporando datos y ordenándolos, a la manera de una computadora y el cerebro derecho, manifestándose en forma intuitiva y genial en los sueños, saque las conclusiones definitivas y brillantes en base a su actividad específica, la que indudablemente se halla apagada durante el día por la actividad lógica del otro hemisferio.

COMO UTILIZAR LA CAPACIDAD CREATIVA DE LOS SUEÑOS.

La imaginación creadora tiene sus raíces en el inconciente, del cual surgen, todas las noches, nuestros sueños.Pero la imaginación se nutre de nuestra experiencia de todos los días. Démosle a los sueños una base en que apoyarse y comentemos por:

¤ MEJORAR NUESTRA ATENCION.Pongamos en práctica ejercicios sencillos posibles de realizar mientras viajamos o andamos por la calle. ¿Cómo visten nuestros compañeros de viaje en la micro o en el metro, por ejemplo? Registremos la forma y color de las vestimentas de manera que una vez abandonada la micro o vagón, podamos recordar como iban vestidos.

¤ AL RECORDAR NUESTROS SUEÑOS. PENSEMOS QUE PUEDEN SER CREATIVOS.¿Qué parte del sueño puede acercarse a un desarrollo creativo? Dediquémonos unos minutos a hacer unas breves anotaciones, puesto que todo lo que pongamos por escrito tiene un indudable refuerzo en nuestra mente. Si es un árbol o un animal lo que recordamos ¿podríamos verlo con más detalle? Esto hará que nuestros balbuceos creativos se vean favorecidos por una actitud de estímulo.

¤ PÓNGALO BAJO LA ALMOHADA. ¿Por qué no realizar un acto completamente material para reafirmar nuestro deseo de soñar? ¿Es un problema que deseamos solucionar? Pongamos el cuaderno o el libro bajo la almohada. Escríbele una epístola (carta, wn) al sueño. Algo así como «Querido sueño: Desearía que me dieras ideas sobre…» Concluye tu carta de pedido y pónela bajo la almohada al irte a dormir. Los resultados no te decepcionarán, puesto que así se reafirma nuestro deseo y se dirige una autosugestión hacia el hecho de soñar.

¤ INCUBA TU SUEÑO.Era habitual entre los pueblos antiguos, como los pueblos antiguos, como los griegos o las tribus indoamericanas, por ejemplo, la costumbre de incubar el sueño. Para esto era necesario prepararse 24 horas antes imaginando los sueños que uno desea tener y comiendo, si es posible, una dieta vegetariana. Acepte las limitaciones que nos imponen las obligaciones diarias. Pero crea firmemente en la posibilidad de tener un sueño que te ilumine. Piensa que el lugardonde vas a dormir tiene algo de sagrado y procura, con un pequeño ritual, tal como rociar con un poco de colonia la almohada (onda «chamán wariano») concentrarte en un propósito con toda firmeza. Persevera sin desalentarte si no obtienes los resultados a la primera.
Sueños en el umbral de la vida: los niños y los fetos.

SHAKESPEARE pone en boca de Hamlet su angustia por los sueños que podrían asaltarnos después de la muerte. ¿Pero hay sueños más allá de la vida? Se sabe actualmente que así es. Los fetos sueñan, de acuerdo con lo que demuestran sus movimientos, ¡Un 50 por ciento del tiempo! Increíble incógnita el contenido de los sueños de un cérebro privado de gran parte del estímulo sensorial habitual en todos nosotros. Por otra parte, los niños, al dormir más horas, tienen más periodos REM que los adultos, con lo cual puede afirmarse también que sueñan mucho más. Sus sueños son, en cuanto a simbolismos, muy similares a los de los adultos. Melanie Klein, la psicoanalista, se especializó en el análisis de los sueños infantiles. Pero nos y también que los niños son consta que las imágenes en mucho más propensos a ellos contenidas son más padecer pesadillas. Todo vivas que las de los adultos, esto podría deberse a la menor facilidad de inhibición caracterfstica de la infancia, lo que determinaría la aparición de una imagineria más florida y la dificultad de comprender, al despertar brúscamente de una pesadilla, que todo ha sido... nada más que un sueño.

Los sueños de un niño ciego.

¿Con qué sueñan los pequeños de 3 a 4 años? Pues parece ser que su tema favorito son los animales, que figuran en un alto porcentaje de sus sueños. A continuación vienen los hermanos, hallándose los padres ubicados en el último lugar, en cuanto a frecuencia de aparición en el sueño de sus hijos. Si un niño ha quedado ciego antes de los seis años, ya no soñará con imágenes. En adelante éstas se verán reemplazadas por las sensaciones y soñará con frío, con calor, con que es zarandeado o empujado, y con sonidos. La mente ya no será capaz de recordar o de crear lo que no ha llegado a ver nunca.

1 comentario:

aladah dijo...

sabes la muchas razones porque estoy feliz cuando me voy acostar es porque con anhelo le pido al señor que me consiga seguir las aventuras de aquel sueño en el que vuelo y doy piruetas por un cielo multicolor con globos aerostáticos que me sirven de descanso en su copa y poder navegar su inmenso y cálido cosmos acompañado de quien mas quiero.aaaaahh que libertad que gozo .